Dedicatoria (Leopoldo María Panero)


Más allá de donde
aún se esconde la vida, queda
un reino, queda cultivar
como un rey su agonía,
hacer florecer como un reino
la sucia flor de la agonía:
yo que todo lo prostituí, aún puedo
prostituir mi muerte y hacer
de mi cadáver el último poema.

De "Last River Together" 1980

   Que nadie nunca te absuelva de tus pecados. Descansa en paz.

2 comentarios:

Marqués de Zas dijo...

Impresionante poema. Como su vida. Como su familia. Gracias Madame X. Un epitafio precioso.

scorts dijo...

vuelve Escorts independientes