Adiós, mi Loba...

.

Hembra. Pastor belga sin pedigree. Negra como una noche sin luna. No ha sido una perra fácil. Extremadamente celosa y testaruda. Muy territorial. Y leal hasta la muerte, eso sí.

Llegó a nosotros hace justo 17 años, con apenas 3 semanas de vida. Era la más pequeña de la camada. Y parecía la más desprotegida. Pura apariencia. Resultó ser una perra imperativa y fiera, salvo con las personas que adoraba. Y no adoraba, precisamente, a muchas.

Nos ha hecho muy felices.

Hoy la hemos sacrificado. Dicen que no sufren. Yo creo que sí. Por primera vez en su vida no quería cruzar la puerta de la calle cuando se la abrí. Jadeó inquieta camino del veterinario, en el asiento trasero del coche. Sólo su parálisis la impidió resistirse. Sobre la mesa del quirófano estuvo muy alterada hasta que el narcótico la dejó anestesiada. Después, el fármaco eutanásico hizo su efecto. Dejó de latir su corazón. Tuve su cabeza entre mis manos hasta que todo acabó. Separar mis manos fue lo más atroz. Una imagen que me perseguirá el resto de mi vida. Lo sé.

Adiós, mi loba…

Mayo 1991 – 5 de junio de 2008

56 comentarios:

Mery dijo...

Niña, un abrazo muy fuerte.
Se me llenan los ojos de lagrimas imaginando tu dolorosa escena.
Hay un segundo atroz en ese trance: cuando la vida desaparece de los ojos. Es un segundo de tansición entre la Vida y su ausencia. Y luego, un vacío en el corazón.
Te repito: un abrazo muy muy fuerte.

enrique dijo...

tremendo...
Lo mismo, un abrazo muy fuerte.

Madame X dijo...

Gracias, mi querida amiga. Tú comprendes bien mi dolor, pues has tenido que pasar por el mismo trance no hace mucho. A pesar de que uno sabe que está haciendo lo correcto, ello no mitiga el duelo.

Espero abrazarte pronto.

Madame X dijo...

Gracias, Enrique. Un beso.

Hernando dijo...

La loba nunca abandona
su casa.
Su casa era un corazón
con tu amor como única razón
de su vida.
La loba nunca abandona
su casa.
Su casa se vacía.

Un besito en cada lágrima.

Akuar dijo...

Mi querida Madame ... te pienso te veo y te beso cálidamente, con ternura en tus párpados cerrados.
He vivido eso mismo hace pocos meses, y mi perro también sabía que no volvería ... o algo así intuía porque no quería ir a pesar de que tampoco podía andar. La única vez que le ví llorar ... en la mesa metálica fria de la veterinaria ... esperando el efecto anestésico ... una lágrima le caía de sus ojos que clavaban su mirada como diciendo ... es ya el momento ?? y que nunca olvidaré, aunque sabía que era lo mejor para él y que era el momento efectivamente. Le transmitimos nuestro afecto hasta que su ser mudó de nivel cósmico. Su recuerdo y cariño se mantienen con nosotros.
Tu loba estará contigo, una Loba Negra con otra Loba Negra.
Te beso en oscuro.

Capri c'est fini dijo...

Se hace un nudo en la garganta. El verano pasado pasé por lo mismo y se parte el alma. El mío murió sin tener que ser sacrificado, recuerdo como esperó a que le tuviera rodeado de mis brazos para morir. Él y yo sabíamos que pasaría. Me acuerdo de sus ojos mirándome mientras los cerraba. No hay nada que nos acerque tanto a un animal como ese momento. Muchos besos y ánimo...

cure of love dijo...

Lo siento mucho, mi perro es todavía muy joven, no he tenido que ver algo así pero me he emocionado mucho. También es medio lobo.

Un abrazo!!

Max dijo...

No sabes como comprendo y comparto tu dolor amiga.
Es un trago horroroso, que efectivamente siempre se queda grabado a fuego en el corazón.

Nos queda el consuelo de la vida que les ofrecimos, plena de cariño y atenciones, y por supuesto su recuerdo y los momentos felices que nos regalaron.
En fín, no puedo seguir escribiendo..

Ánimos, y un abrazo muy fuerte.

Milagros Sánchez dijo...

Triste sin duda, demasiado triste despedirse de alguien que tan fielmente nos demuestra su cariño y nos hace tanta compañía. En mi caso, no he tenido ninguna mascota, pero cuando conocí a mi actual pareja hace once años, ella si que tenía en casa de sus padres una perra que era casi su "hermana" y sólo por venirse a vivir conmigo la perrita terminó muriéndose a los pocos meses... La verdad que duele muchísimo tener que pasar por estos tragos. Deseo que no te afecte demasiado y te ayude recordar los mejores momentos vividos a su lado.
Besos multicolores y ánimo!!!

Madame X dijo...

La loba siempre habitará mi corazón, Hernando. Gracias por tus dulces palabras.

Esa imagen de la mesa metálica es atroz, Akuar... Cuando no hay dignidad de vida, la muerte es mejor, pero -ay- que cruel es todo ese trámite. Siento que hayas pasado por lo mismo. Un beso dulce y gracias por estar siempre ahí.

Ay, Capri, cuanto lo siento. Los que tenemos animales sabemos cuánto se les quiere y lo duro que es perderlos. Aunque el dolor de la pérdida es el mismo, lo que hubiera dado por que hubiera muerto así como el tuyo, de forma natural. Gracias por tus ánimos y besos también para ti.

Cure, mi niña, gracias por tu cariño. Le deseo una larga vida a tu lobito. Por más cruel que pueda ser el final, lo cierto es que la felicidad que nos dan lo compensa todo. Un beso.

Max, recibe mi sentir solidario pues veo que compartimos la misma aflicción. Tus palabras son bien ciertas... nos queda el cariño y la dicha que nos dieron y eso, como le decía a Cure, lo compensa todo. Ánimos para ti también y un beso.

Gracias, Milagros, por tus bonitas palabras y los ánimos. Recibe un beso y un abrazo.

Estoy conmovida por vuestros ánimos y vuestras palabras. Os lo agradezco en el alma.

Quiero que sepáis que, a pesar de mi tristeza, estoy serena y bien. La muerte forma parte de la vida y a través del duelo asimilamos la pérdida y aprendemos a cicatrizar las heridas. Mi loba ha vivido 17 años con plenitud y felicidad. Ha sido excepcionalmente longeva. Esta raza no suele vivir más de 12 años, a lo sumo. Sólo una parálisis indolora de los cuartos traseros la ha tenido progresivamente postrada en los últimos meses. No se merecía vivir arrastrada por los suelos. Nadie se lo merece.

Un fuerte abrazo a todos.

X

Mer dijo...

Mi perra Kimu murió con nosotros en casa, en brazos de mi madre. Y a Hotz, le pilló una furgoneta y el veterinario lo sacrificó delante de mí de mi primo y una amiga que casualmente aquel día estaban en mi casa. cómo llorábamos todos!

Ahora no puedo tener perro por diversas causas y se me van los ojos detrás de todos los que veo por la calle.

La mejor manera de superar el dolor es recordar lo felices que han sido con nosotros y al mismo tiempo pelear allí donde veamos un animal no humano mal tratado por cualquier cafre animal humano.

Un abrazo muy fuerte. Pronto estarás mejor.

Sigo tu blog desde hace poco, me parece más que interesante. Gracias por tus aportaciones

Mertxe

rata perezosa dijo...

Otro abrazo más, Madame. Estoy convencido de que tu perra fue muy feliz, que es mucho. Por desgracia no todos los perros podrán decir lo mismo.

Agurdión dijo...

Los perros son seres con carácter; no conozco otro animal que se le parezca en esto, salvo el hombre. Si podemos llegar a querer tanto a un perro es, sobre todo, porque sabemos que nunca nos encontraremos con otro igual. Un abrazo de ánimo.

BettyBlu dijo...

Lo siento mucho, te mando un abrazo desde aqui.

La Loba seguirá contigo, nunca la olvidaras, y por tanto su recuerdo se mantedrá vivo.

Besitos

enkil dijo...

Pues lamento, sinceramente, tu pérdida. A mi me tocará algún día (una Samoyedo blanca con cara de loba) y tampoco será fácil, aunque como tu bien dices y sabes, "La muerte forma parte de la vida y a través del duelo asimilamos la pérdida y aprendemos a cicatrizar las heridas.".
La verdad es que nos pasamos la vida cicatrizando heridas.

mireia dijo...

hola, se lo que se siente, yo también e derramado lagrimas por la historia
mi tio tubo que sacrificar a su perro porque tenia cancer de prostata, tmbién era un perro para mi, lo peros es que estubo sufriendo dos años por el dichoso cancer, sabiamos que estaba enfermo porque meaba un poco de sangre.....

yo cuando beo a un perro mal erido, más que nada los encuentro en el puebo donde beraneo, viver, los llebo al ayuntamiento, pero a la mayoria los tenían que sacrificar, porque estaban al boede de la muerte

Fernando Sarría dijo...

debe ser atroz...un beso y un abrazo fuerte.

Madame X dijo...

Mer, gracias a ti por tus palabras. Veo que has pasado por lo mismo, por lo que compartimos sentimientos. Como tú dices, justo es lo que intento, recordar los momentos felices para superar la pérdida... y hay un montón de animales abandonados por ahí con quienes volcarse. Un beso.

Pues sí, rata perezosa, mi perra tuvo una buena vida. Una suerte que ya quisieran muchos perros y hasta algunos humanos. Gracias por tu abrazo y recibe otro de mi parte.

Es cierto, Agurdión, los perros tienen carácter propio, aunque no sé si es ese el motivo de quererles tanto. Creo que la relación emocional que se establece con ellos tiene mucho que ver con la forma con la que se conectan con nosotros. Consiguen comunicarse muy afectivamente, creando lazos de dependencia mutua. Son animales muy gregarios, como nosotros. Gracias por tus palabras. Un abrazo fuerte.

Sí, Betty, mi loba seguirá viva en mi recuerdo. Gracias por tu apoyo. Besitos también para ti, niña guapa.

No pienses en ese día, Enkil, cuando llegue sabrás cómo afrontarlo. Mientras, sólo disfruta de tu loba blanca. Son preciosos los Samoyedos, llevan en su porte toda la belleza salvaje del nevado norte. Gracias por estar ahí. Un beso.

Mireia, es terrible el destino de muchos perros y la crueldad de la que somos capaces. Tienes un gran corazón. Gracias por tus palabras. Un abrazo.

Fue un trago duro, Fernando. No la muerte en sí, que fue indolora, sino el proceso de llevarla, su resistencia, su angustia. Sabía perfectamente que algo malo estaba ocurriendo. A pesar de su vejez (un equivalente a casi 120 años humanos), regía perfectamente, tenía plena consciencia de todo. Pero es el precio que uno está dispuesto a pagar para evitarle a un ser querido el sufrimiento en vida. Lo único que lamento es no haber tenido el valor de llevármela al monte, a ese paisaje que tanto le gustaba, y haberla pegado un tiro certero. Hubiera sido un final más digno para una loba. Gracias por tu presencia. Un beso dulce.

variopaint dijo...

Lo siento muchísimo aunque sé que ellos permanecen junto a nosotros, en nuestra memoria.

Muchos besos

PS. Tambien te los manda Kara...

pe-jota dijo...

Se lo que se siente lo he pasado, y nada de lo que te digan puede mitigar esa sensación de vacío.

Madame X dijo...

Gracias, variopaint. Muchos besos también para ti y para tu Kara.

Siento mucho que hayas pasado por lo mismo, Pe-jota. Un fuerte abrazo.

Justo dijo...

Ay..
Son experiencias íntimas y dolorosas, pero grandes, nos ponen en comunicación con el universo, con el sentido de todo..
Y con qué dignidad suelen morir nuestros animalitos.

En mi caso han sido gatos los que me han ido dejando.
Fosco, un gato negro que me adoraba sin descanso, las 24 horas, murió estando yo de jaleo de mudanza de una ciudad a otra.. estaba malito pero no pensé que tanto, lo estaba cuidando un amigo.. nunca me perdonaré no haber estado con él en ese momento, aun ahora lo imagino y siento una punzada dentro.

Su hermana de camada Bolita, gata de tejado blanca y negra, era su reverso. Totalmente arisca, solamente accedió a tratar conmigo cuando Fosco murió, pero yo era su único interlocutor humano.
Unos días antes de morir, toda viejita, me lo avisó con la mirada. Yo le estaba refunfuñando, porque nosotros hablábamos, al subirla a mi regazo, y ella me miró con una tristeza grande, como diciéndome: "No me riñas más, si ya me voy, atiéndeme como es debido estos días y si es posible un poco mejor".
Cuando llegó mi compañero a casa me pilló llorando a moco tendido, porque yo ya sabía que iba a morir pronto.
Lo que hizo unos diez o doce días después: comenzó a retorcerse de dolor, pero sin armar estrépito, en un triángulo de luz que había en el salón, y entonces la llevamos para sacrificarla. Yo ya había llorado todo el día en que ella me lo dijo, y el momento último lo sobrellevé con entereza.

Sus cenizas están en un cofrecito en nuestro salón. Fosco está enterrado en el campo, no lejos de donde nació.

Mi abrazo más fuerte y mi solidaridad: mi energía desde aquí hasta donde quiera que esté tu querida loba.

Madame X dijo...

Tú lo has dicho, Justo, son experiencias íntimas y dolorosas. Siento mucho que las hayas experimentado en primera persona. Aunque, al final, prevalece lo mucho que hemos disfrutado dando y recibiendo afecto, de esa forma tan llana y sencilla como sólo los animales son capaces de provocar.

Me ha emocionado tu relato. Gracias por compartirlo y gracias también por tus tiernas palabras. Te abrazo fuerte a ti también.

Fetish femina dijo...

Las muertes son duras más las de quirófano. Un abrazo y una flor para Lena

sumisa ALquimia{ } dijo...

Ánimo, corazón, mucho ánimo...

Max dijo...

Cómo vá todo?
Espero y confío en que estés un poquillo más animada.
Que pases buen fin de semana
Un fuerte abrazo

AliaS DadA dijo...

mi MADAME te abrazo desde el otro lado del oceano, mi abrazo atlántico para vos, mis caricias a tu corazon. me hiciste a acordar a nuestro Joaco, ya descansa. siempre estarán con nosotros.
un abrazo muy muy fuerte

Yedra y Yago dijo...

Yo nunca he tenido perro, me negaba, no me gustaban. Pero ahora tengo un cachorrito de ya nueve meses y no quiero ni pensarlo!
El cariño que se les coge! y es la milésima parte de loo que ellos nos dan.
Y esta es una de las razones por las que no quería, porque bastantes desgracias te va dando la vida como para añadir una más.
Porque imagino que lo pasarías fatal.
Un fuerte abrazo. Lo siento
Yedra

Gato Nocturno dijo...

Nunca he sentido nada así porque mis padres jamás me permitieron tener mascota, pero la pérdida de un ser tan querido debe ser tanto o más dolorosa que la pérdida de un ser humano, cuando se está tan apegado a esa persona.
¿En España es legal la venta de Nembutal en las veterinarias? ¿O es para uso exclusivo del médico?
Salud y Libertinaje

MeRCHe dijo...

Yo tengo una amiga que dice que cuando llega de trabajar sus hijos están "tirados" en el sofá y ni se molestan en levantarse para darle un beso de bienvenida, en cambio su perrito le "monta" una fiesta, en cuanto entra por la puerta ya está allí esperandola brincando de alegría y moviendo su colita ansioso por recibir sus mimos, vamos, dice ella, igual que mis hijos.
Bueno, esto es un poquito exagerado, o no, pero de lo que no hay duda es del amor desinteresado e incondicional que nos tienen los perros-
Sé lo mal que se pasa, pasé por ese trance hace muchísimos años y desde entonces, egoistamente, no he querido tener perro porque se les llega a querer muchísimo.

besos y animo

Milagros Sánchez dijo...

Queremos desearte lo mejor para estos próximos meses. Nos volveremos a encontrar en otoño próximo si no hay circunstancias que lo impidan. Deseamos que tu ánimo esté mejor después de esa trágica despedida de tu preciosa Loba.
Besossss multicolores!!!

enkil dijo...

Vaya Madame, cuando ya nos tenías acostumbrados a tus grandes post y disfrutábamos de la saludable y siempre agradable presencia de tus comentarios, vas y nos desapareces. Esperemos que sean causas agradables las que te mantienen alejada.
Un abrazo.

Justo dijo...

Me tienes preocupado con tanto silencio.

¿Es por lo de Loba todavía?

Entiendo el duelo, pero te echamos de menos..

Un abrazo

Kostas Kamaki dijo...

Lo siento.
Incluso sé que es perder unos animales sin que se mueran y duele, duele mucho.

¡Animo!: no se trata de reemplazar pero...

Besos sin reemplazo.

antonio medinilla dijo...

¿Qué demonios suceden, X? ¿Dónde andas?

En la añoranza añagaza, su Medinilla.

BettyBlu dijo...

Este silencio tuyo está siendo muy largo ... te echo de menos.

Un beso

AliaS DadA dijo...

ey! t extraño! donde estas linda! sobrevivir Argentina es difícil sin vos!
un abrazo entrañable

Ana di Zacco dijo...

Hola, te sigo hace mucho tiempo pq me gusta lo que escribes, y ahora se te echa de menos.
No te pares ahí, la vida sigue y la inmortalidad está en nuestra memoria, no fuera. Animo y espero que vuelvas pronto.

bhartola dijo...

no sé como llegué a este lugar. Quizá por el olfato.
Leí el adiós a Loba, me puse triste.
Me fuí, sin decir nada.
Vuelvo y pienso que con los amores perros, no hay palabras que alcancen ni cuando una está emperrada, ni para la ausencia de ese emperramiento.
Los buenos momentos tienen que primar...quizás!

Capri c'est fini dijo...

¿Dónde estás? se te echa de menos... entro frecuentemente para ver si me doy la alegría, pero de momento nada. Muchos besos.

Fujur dijo...

En verdad odio los perros... pero en este caso no puedo de dejar de considerar que puede ser una gran pérdida para quien tanto a compartido con el animal... algo así me pasó cuando solté una cotorra por miedo a que su ruido molestara a los vecinos... si supiera "el por culo" que luego han dado!

besos cielo!

mi despertar dijo...

Bello blog me ha encantado te sigo desde hoy

BettyBlu dijo...

Madame se te echa mucho de menos...

Besitos

Milagros Sánchez dijo...

Este silencio prolongado me conmueve sin poder evitarlo.
Besos multicolores

antonio medinilla dijo...

Estimada, el link en noir se nos acabó inopinadamente. Cuando decida reintegrar su vida, avíseme para iniciar de nuevo el enlace. Por ahora, es absurdo mantenerlo.

Saludos.

Antonio.

Miroslav Panciutti dijo...

La mía, con casi quince años, también negra, también con cierto aire de loba y ya no sin pedigree sino sin raza conocida, avanza cada vez más en la vejez (aunque hay días mejores). Este post me ha emocionado, porque me ha puesto delante un pensamiento que lleva ya un tiempito acechante en un rincón de mi cerebro y en el que no me gusta detenerme.

Fujur dijo...

socorro!!!

es que no volverás???? ;-)

Fascist Baby dijo...

:( lo siento mucho...
Al haber estado ahi no pude evitar sentirme identificada con esta entrada. Animo...

Ocilobrepih dijo...

¡¡Hola Madame!! No sé si leeras esto,porque la entrada es ya de hace más de cinco meses. Pero por si acaso... ¡¡Mi pésame por el tu Loba!! Y que el Duelo por ella pueda acabar felizmente. Besos.

Casi un Dios dijo...

que pena... lamento mucho tu perdida, un perrro siempre es el mejor terapeuta que podemos tener...

Mery dijo...

Y digo yo....
Ya pasados unos meses ¿no serían estas unas bonitas fechas para actualizar este blog?
Ya me voy impacientando...
Feliz Navidad, Madame

Cirene dijo...

Solo quien haya tenido un compañero de vida tan fiel, sabe lo que cuesta desprenderse de su presencia. Y yo por desgracia, puedo comprenderte.
Gracias por un post tan bello, íntimo y personal, a pesar de los recuerdos que me trajo.
Un beso

Anónimo dijo...

Estoy por primera ves hoy.....a causa de Molinier,,,,y leo justo esto.... y las lagrimas ne confunden...Esos seres son lo mas cercano a nuestras vida....y he pasado momentos iguales y desde mi primer animalito hace como 70 años...ninguna se ha ido de mi mente y permaneces como lo mas caro en mi vida.....Saludos de Hilda Breer
hilda.breer@yahoo.de

Julius Revolution dijo...

Mme.X, te comprendo perféctamente. A mi mascota "Morgan", cedida a mis padres, lo tuvimos que sacrificar. Era un pastor vasco pacífico y bonachón, de mirada lánguida. A mis padres, después de la salida de sus hijos de casa, les hizo mucho bién. Estuvieron 2 meses llorando sin parar. De alguna manera, se que nos volveremos a encontrar. Te adjunto una frase de un niño de 6 años, que se pregunta porqué los perros viven menos que los hombres. Como siempre en los niños, la simpleza y candidez de su respuesta no te dejará indiferente: ''la gente viene al mundo para poder aprender como vivir una buena vida, como amar a los demás todo el tiempo y ser buenas personas, verdad?'' ''Bueno, como los perros ya saben cómo hacer todo eso, pues no tienen que quedarse por tanto tiempo como nosotros.'' De comérselo !! Un besote.

Anónimo dijo...

Ven.¡ Regresa ¡
Es un enorme desperdicio tenerte en silencio.
Albahaca hermnosa
Wolf