Premio UNICEF - Mejor fotografía del año

.

La imagen de Ghulam, una niña afgana de 11 años, sentada junto a su marido, de 40, captada por la fotógrafa estadounidense Stephanie Sinclair, fue elegida ayer en Berlín como mejor fotografía del año por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). La instantánea, que fue distinguida entre otras 1.230 imágenes, forma parte de una serie de retratos de matrimonios forzados que Sinclair realizó durante dos años en Afganistán, Etiopía y Nepal, países en los que es habitual que las familias casen a sus hijos adolescentes. El Unicef estima que cerca de 60 millones de mujeres que hoy tienen entre 20 y 24 años fueron obligadas a casarse antes de llegar a la mayoría de edad. En Afganistán, aproximadamente la mitad de las chicas contraen matrimonio antes de cumplir los 18 años. La fotógrafa premiada relató que la familia de Ghulam decidió venderla a su marido para poder alimentar al resto de sus hijos, aunque añadió que "se sentían avergonzados" por ello. Stephanie Sinclair explicó que la idea del reportaje surgió de un trabajo anterior sobre mujeres que se suicidaban prendiéndose fuego, muchas de las cuales eran niñas cuando fueron entregadas a sus maridos.
[…]

Fuente: El Periódico de Catalunya (18 de diciembre de 2007)
.
para el The New York Times, de la serie "novias infantiles"

13 comentarios:

Zârck. dijo...

Al parecer "El sí de las niñas" de Leandro Fernández de Moratín sigue estando de actualidad. Dos siglos después.
Saludos desde el Jardín.

Fujur dijo...

... dirán que mucha gente es relativista, que los derechos no pueden ser compatidos por todas la culturas, que el Islam no es lo mismo en todas partes... pero yo seguiré diciendo que esto me parece RE-PUG-NAN-TE!

(igual nos tenemos que linkear o k? ;-) )

Milagros Sánchez dijo...

Esta entrada me parece todo un acierto, te felicito por poner de manifiesto un problema mundial, la explotación de la mujer por el hombre todavía de esta forma tan burda y tan denigrante. Creo que como me ha tocado la fibra sensible tengo que hacer también hincapié en mi blog de este tema, de modo que te copiaré la iniciativa.
Bss de todos los colores!!

Madame X dijo...

La fotografía de Stephanie Sinclair plasma una realidad especialmente atroz: la explotación en la doble condición de niña y de mujer. Y, aunque el contexto de esta imagen se sitúa en Afganistán, la explotación de la infancia y de la mujer no es una cuestión islámica, se da en países de muy diverso arraigo religioso. Es un problema universal que afecta a millones de niños y millones de mujeres y que está enraizado en la cultura patriarcal, que sigue siendo, de una u otra forma, predominante. Aquí, en nuestro opulento Occidente tampoco nos libramos, los casos de maltrato infantil y de violencia de género siguen arrojando cifras escalofriantes.

Ya ves, Zarck… “El sí de las niñas”, no queda tan lejos en la historia.

Fujur, tendré mucho gusto de enlazarte cuando tenga la sección preparada.

Me alegro que te unas a la iniciativa, Milagros.

… X

Fernando S. dijo...

yo condeno todo tipo de violencia, esta es una de ellas, no la peor ciertamente, pero es increible que pase ahora como si nada....y que una religión monoteista no haga nada contra ello todavía es más repugnante como dice fujur...o sea me voy a adar arcadas a la terraza...besos con dos xx....madame.

Juanjo dijo...

Las imágenes tienen una fuerza que difícilmente un texto puede alcanzar, aunque a veces lo hagan. Esta es un ejemplo de las barbaridades que se cometen en otras sociedades representadas por mandatarios con los que, por cierto, nuestros políticos no tienen problema en salir en la foto, almorzar y hacer negocios. Sobre todo hacer negocios. Un saludo.

variopaint dijo...

Es probable que el hecho de la explotación del uno por el otro sea una constante universal (especialmente hacia los más débiles). Otra cuestión distinta es que el hecho esté consagrado y permitido por las costumbres, o eventualmente bendecido por las religiones.

Parece que el reloj del tiempo está detendido en algunas, igual que está detenido en ciertas conciencias. Por ello, tambien parece que determinadas formas de relativismo cultural no son de aplicación, ya que producen situaciones aberrantes, como la de la imagen.

Debe hacerse un pequeño paseo por Houllebecq, que resulta bastante categórico en estas cuestiones.

Ya veo que tu tampoco paras X....

Besos

M.

Madame X dijo...

Me daré ese paseo por Houllebecq. :-)

... X

lukas dijo...

Bella fotografía.

¿Cómo, que todavía no conoces a Houellebecq?!

Peor son los asesinatos de niños, los infanticidios, con la complicidad de algunos "médicos"...

Madame X dijo...

Ya ves, ignorante que es una.

¿A qué infanticidios te refieres?

... X

BELMAR dijo...

fuerte la historia que hay detrás...

Kostas Kamaki dijo...

Gracias EEUU y Europa, por invadir Afganistan e Irak: todo con tal de romper las ancestrasles formas de convivencia que esclavizan a la mujer.

Besos totalmente libertarios

Madame X dijo...

Pues te diré, Kostas Kamaki, que en Afganistán la mujer sigue prácticamente igual de cómo estaba. Su situación es ligeramente mejor en Kabul y para de contar. Y en Irak han ido mucho a peor. Era, con todos sus defectos, un régimen laico, con las cuotas de participación de la mujer en educación y en la vida pública de las más altas de toda la órbita islámica. Ahora su situación ha sufrido un retroceso enorme con el auge de todos estos movimientos islámicos... eso sin contar el sufrimiento atroz que semejante invasión les provoca. A mí, particularmente lo de Irak me parece aberrante... Espero que algún día los responsables de semejante invasión sean juzgados por crímenes contra la humanidad.

X